Andrés Briceño nace en Caracas el 2 de diciembre de 1962. Se inicia en la percución a la temprana edad de cuatro años bajo la guía de su padre Napoleón Baltodano, un trompetista quien se desempeñaba como solista en varias orquestas de américa latina y fue el primer músico en improvisar los sonidos del jazz en Venezuela.

Durante su etapa como autodidacta en la interpretación de la bateria, Andrés tuvo la oportunidad de presentarse junto a muchos artistas con diferentes estilos musicales. Sus raíces lo llevaron a estudiar los ritmos afro-venezolanos enfocándose, principalmente, en su interes por adaptar la música folklórica afro-venezolana a la batería y la percusión mediante interpretaciones rítmicas diversas especialmente creadas para la batería, un instrumento considerado "invasor" dentro de la música folklórica venezolana.